jueves, 7 de noviembre de 2013

MINI-MAGDALENAS DE CHOCOLATE BLANCO Y MERMELADA DE FRAMBUESA


Hola, ¿os habéis pasado por los blogs de repostería estos últimos 5 días? ¡Como se nota que ya ha acabado Hallowen! Yo la verdad que ya tenia un poco de ganas, porque estaba deseando de hacer esta receta y claro como que no pegaba. Es como cuando te compras esa chaqueta nueva preciosa que estas deseando de estrenar y no termina de hacer frio y estas cruzando los dedos y mirando al cielo todos los días. Bueno pues algo así. Y el tiempo ya ha cambiado...y aquí esta: magdalenitas con corazones que no dan miedo.

La verdad es que han quedado muy ricos, cuando los muerdes y sabe todo a frambuesa, mmmm muy buenos de verdad. Quería habérmelo currado un poco mas y haber puesto un frosting, pero no hubo tiempo. Aunque creo que el resultado ha sido bueno ¿que pensáis?


RECETA

Para las magdalenas:

270 g de harina
2 cucharaditas de levadura química
175 g de azúcar
1 pizca de sal
250 ml de leche semidesnatada
80 ml de aceite de oliva
1 cucharada de aroma de vainilla
180 gr de chocolate blanco
mermelada de frambuesa

Para los corazones:

90 g de chocolate blanco
colorante alimentario rojo
palitos de brocheta cortados.

Precalentar el horno a 170ºC.
En un bol batir los huevos con el azúcar, cuando este bien mezclado añadimos la leche, la esencia y la sal y seguimos batiendo.
Derretir el chocolate en el microondas o al baño maría (yo prefiero baño maría) y cuando este templado lo añadimos a la mezcla anterior. Volver a batir.
Tamizar la harina y la levadura, incorporarla a la mezcla anterior y seguir mezclando.
Ahora al molde, no rellenar completamente el molde, echar la mitad, añadir una cucharada de mermelada y terminar de echar la masa.
Hornear durante unos 20- 25 minutos, mejor ir mirando.
Los corazones los hice el día de antes, para que se pudieran enfriar bien en la nevera.
Derretir el chocolate blanco e ir añadiendo el colorante hasta que quede un color a vuestro gusto. Rellenar un biberón e ir haciendo primero la parte de fuera (si sois mañosas a pulso, yo calque un corazón de una carpeta) y después rellenar teniendo ya el palito colocado para que se quede pegado.A la nevera.