viernes, 16 de agosto de 2013

BIZCOCHO DE YOGUR GRIEGO



Pues aquí me lanzo con mi primera receta. He elegido el bizcocho de yogur y lo he elegido porque aparte de ser superfácil y superconocido(¿quién no lo ha comido alguna vez?), me recuerda mucho, mucho a mi madre. Siempre nos lo preparaba a mi hermana y a mi cuando eramos pequeñas. Y tener bizcocho para desayunar y merendar era una auténtica maravilla.
Yo lo he modificado un poco fijándome en recetas de aquí y de allá ya que admite todo tipo de invecciones. He usado yogur griego para que quede más cremoso, pero otras veces lo he hecho con el yogur de toda la vida (natural o de limón), le puedes añadir la ralladura de un limón o de naranja para que le de un toque citrico o unas cucharadas de cacao en polvo para los amantes del chocolate; se pueden usar pepitas de chocolate o frutos secos o espolvorearlo con azucar glass...admite casi, casi de todo.


Yo lo iré haciendo de diferentes formas y os mantendre informados. Contadme como lo hacéis vosotros y como os gusta más.

Os dejo también un pequeño truquillo:Si poneis las claras a punto de nieve os quedará mucho más esponjoso.

Ah, se me olvidaba, sed benevolentes con las fotos que no es lo mio. 






RECETA

1 yogur griego (el recipiente será la medida)
1 medida de aceite de girasol (también se puede usar de oliva)
2 medidas de azúcar
3 medidas de harina
3 huevos
1 sobre de levadura
Vamos mezclando los ingredientes, uno por uno. No añadimos un tercero hasta que no estén bien mezclados los anteriores. Yo empecé con los huevos y el azúcar, después el yogur, el aceite y por último la harina y levadura tamizadas.
Engrasamos el molde: yo uso mantequilla, puedes utilizar aceite o spray desmoldeante.
El horno debe de estar precalentado a 180º. Introducimos durante 30-35 minutos.
El bizcocho está listo cuando al meter un palito salga limpio.